Ernest en David – 11.6.2011

Todos queremos que el día de nuestra boda sea especial. Nuestra idea era muy clara: queríamos Ibiza, el mar, nuestra familia y amigos. Queríamos color, nuestra música y buenos momentos. Organizar un evento de estas características y trascendencia en la distancia no hubiera sido posible sin el equipo humano de Cardamom Club. Conectamos desde el primer momento. Entendieron todas nuestras indicaciones a la primera. Respetaron todos y cada uno de nuestros caprichos. E hicieron que nuestras ideas fueran más brillantes y vistosas. Cualquiera de las elecciones que tomamos gracias a sus indicaciones fueron acertadas: desde la oficianta de la ceremonia, al DJ y la cantante,desde el menú de boda al beach-brunch del día siguiente, desde el fotógrafo al video-artista. Para nuestros amigos y familiares fue la boda del año…han pasado seis meses y todavía disfrutamos del video y las fotografías. Para nosotros fueron momentos únicos e irrepetibles, que sin duda, fueron mejores con los amigos de Cardamom a nuestro lado. Gracias Craig por el exquisito pastel de boda (hubo gente que repitió, lo sabemos). Gracias Katia por estar pendiente de todos los detalles incluso de aquellos en los que nosotros no pensamos. Gracias Navine por todos los contactos que tienes en la isla y que fueron también protagonistas (el Dj, Lajoia, Ann, Borja, Rod…) y también por encontrar soluciones a todo de manera sencilla.

A veces convertir algunos de los momentos de nuestra vida en especiales requiere de la ayuda de unos profesionales que se emocionen contigo, que compartan tus ideas y que sepan mejorarlas… Cardamom Club, lo hicisteis muy bien… lo conseguimos juntos.